Jaime Barrientos González

Bienvenidos a mi Blog
jaimebarrientosgonzalez@hotmail.com

1 oct. 2009

La Voisin, una envenenadora de altos vuelos

Corre el año de 1678. Un sacerdote de Notre-Dame se acerca sigiloso a la Prefectura para advertir a Nicolas Gabriel de La Reynie, jefe de la Policía de París. El sacerdote había vacilado antes de revelar secretos de confesión, aún sin citar nombres, pero para él era un cargo de conciencia el hecho de que cada vez más feligreses se confesaran de haber envenenado a alguien. La Reyne hizo algunas indagaciones que no prosperaron hasta que un joven abogado, por casualidad, fue a comer a casa de una tal madame Vigoureux. Una de las comensales, madame Bosse, se emborrachó durante la velada y onnubilada por la bebida dijo de repente: "¡Qué comercio tan encantador!¡Qué clientes!, ¡Duquesas y príncipes! Tres envenenamientos más y haré una fortuna: podré retirarme."
El jefe de policía envió entonces a madame Bosse una mujer "gancho" que presuntamente quería acabar con su marido. Ni corta ni perezosa, la envenenadora le preparó un bebedizo con que despachar al imaginario esposo. Conseguida la evidencia, en plena noche, La Reynie mandó registrar su casa, en donde encontraron arsénico, cantáridas, recortes de uñas, polvos varios y potingues supuestamente afrodisíacos. Con esas evidencias fueron detenidas la Bosse y su amiga, madame Vigoureux, y el hijo y las dos hijas de ésta última, mientras dormían todos en la misma cama. Llevados a la prisión-castillo de Vincennes, en el careo, la Bosse acusó entonces a La Voisin de haber envenenado a su marido, igual que a los ya difuntos esposos de las señoras Dreux y Leféron.
Bosse y Vigoureux fueron muy locuaces. Declararon ser adivinas y admitieron que había por lo menos 4.000 personas practicando ese tenebroso oficio en París y a la sombra de la Corte, con fácil acceso a las residencias del rey Luis XIV. Dieron nombres, y entre ellos, el de una tal Catherine Deshayes, apodada "La Voisin", y el de madame de Poulaillon, una de sus clientes más asiduas, perteneciente a un ilustre linaje de alta magistratura de Burdeos.
Los nombres de La Voisin y de Poulaillon dejaron entrever a La Reynie que estaba tras la pista de un negocio tan complicado como siniestro pero que, además, tenía ramificaciones comprometedoras por el alto rango de algunas de las encausadas. Descubrió así que el nombre de madame La Voisin era de sobra conocido. Todo el mundo sabía de ella y de sus clientes en las más altas esferas: regentaba un lucrativo negocio de venta de venenos que compraban mujeres deseosas de enviudar.
La Reynie llevaba haciendo investigaciones desde hacía un año cuando, en 1679, en los círculos de la corte estalló la verdadera bomba y corrió la increíble noticia de que se habían dictado órdenes de arresto contra la condesa de Soissons por el asesinato de su difunto marido, muerto en 1673; contra la duquesa de Bouillon por envenenar a un lacayo que sabía de sus amores y por intento de asesinato de su marido el duque. También se cursaron cédulas contra la marquesa d'Alluye por envenenar a su suegro y contra la princesa de Tingry, dama de la reina Maria-Teresa de Austria, de quién se decía que había hecho lo mismo con su propio hijo recién nacido. También fue detenido el poderoso y popular duque de Luxemburgo-Piney, mariscal de Francia, así como otras varias personas más de la misma clase social. Al ser interrogada la duquesa de Bouillon por los jueces, admitió haber visitado reiteradas veces a Madame "La Voisin" del brazo del duque de Vendôme pero sólo"para ver las Sibilas"...
Dada la relevancia de algunas de las personas encartadas, el 10 de abril de 1679, se reunía por vez primera la Cámara Ardiente, en sesión secreta para que no se difundieran los detalles de las investigaciones. El Tribunal tenía por objeto poner fin a las prácticas de brujería. El procedimiento consistía en arrestar a los que La Reynie tenía por sospechosos y en someter el interrogatorio a los ojos del procurador general. Los que no fueran absueltos, pasarían a un tercer grado llamado "la Cuestión", un eufemismo para disfrazar larguísimas y terribles sesiones de tortura.
ladillo: Misas negras y sacrificios humanos
Entre otros crímenes, a madame Voisin le acusaron de haber practicado por lo menos dos mil abortos. Pero había más. Se descubrió también que habían sacrificado al Diablo niños vivos secuestrados en los barrios más pobres de París. Hasta la propia hija de La Voisin había ocultado a su hijo por miedo a que fuera asesinado en aras de un pacto diabólico. Durante los interrogatorios se descubrió también que se había visto implicada en un atentado frustrado contra la vida de Luis XIV al proporcionar a sus autores un preparado elaborado con As y acetato de plomo, también llamado “polvos de sucesión” o “azúcar de Saturno”. Se supo que el mismo día de su detención, La Voisin iba a poner en manos del rey una solicitud extendida en papel impregnado con veneno y que había dado a la duquesa de Fontanges un par de guantes igualmente impregnados de una sustancia tóxica.
Cuando el interrogatorio de La Voisin finalizó, La Reynie, horrorizado, confesó haber perdido su fe en la naturaleza humana: "Las vidas humanas están a la venta y se negocia con ellas a diario como con cualquier artículo; se tiene al asesinato como único remedio cuando una familia atraviesa dificultades; se practican hechos abominables en todas partes: en París, en los suburbios y en provincias”.
Las tres brujas, La Voisin, Bosse y Vigoureux, fueron sentenciadas a muerte. El 22 de febrero de 1680, Catherine Deshayes, alias “La Voisin”, implicada por La Bosse, fue ejecutada acusada de brujería, por provocar abortos y vender venenos pero, ni aun bajo tortura aceptó su presunta culpabilidad. Según una testigo, la llevaron a rastras hasta el patíbulo, "atada y encadenada. Mientras blasfemaba sin cesar, le cubrieron el cuerpo de paja, que se quitó de encima cinco o seis veces, pero al final las llamas se elevaron y desapareció".
Madame Vigoreux falleció bajo tortura, mientras que la Bosse, tras sobrevivir a tremendos tormentos, fue también quemada viva. Locamente enamorada del marqués de Richelieu, trató de envenenar a su esposa legal y a las muchas amantes de éste. Ante tamaña declaración, las señoras Dreux, de Poulaillon y Leféron fueron inmediatamente arrestadas y encerradas en Vincennes. Las tres se salvaron por sus apellidos pero fueron encerradas de por vida en tres conventos distintos de Bélgica.
En ese mismo año, 1680, otra de las encausadas, una adivinadora, Marquis Feuquieres, apodada “La Filastre”, fue quemada viva al reconocer que había sacrificado al diablo un niño y a su propio hijo recién nacido. La Dodee, encausada también, se suicidó en prisión así como Catherine Trianon. Guibourg Abbe, otro de los detenidos, confesó todos los horrores practicados en los castillos de Villebonim, Chagny y en la propia casa de La Voisin, en la calle de Beauregard en la que servía como criado y fue condenado a cadena perpetua. El hijo ilegítimo de Henrique de Montmorency y sacristán de San Marcel, en San Denis, confesó haber participado en misas negras; Mariett Pere, una echadora de cartas, fue implicada por La Voisin como abortista. Maria Margarita Montvoisin, hijastra de La Voisin; madame de Banished, arrestada por haber ejecutado al marido de La Bosse con brebajes, y madame de Romani, fueron encarceladas a perpetuidad.
Pero, súbitamente la investigación se vino abajo cuando todos los criminales encerrados en Vincennes empezaron a nombrar a la marquesa de Montespan. La declaración de madame Brunet, que mató a su marido, un importante burgués de París, fue de gran importancia en el asunto de los venenos.
Por la “Capilla Ardiente” pasaron igualmente madame De Beause, procesada por haber comprado sapos y otros “encantamientos”; los esposos Bahimont, acusados de participar en numerosos envenenamientos o la adivinadora madame Bergeret, bajo el cargo de conspirar contra Luis XIV. Esta última se habría asociado con un pastor protestante llamado Grand Etienne, que, según se decía, conocía las “suertes”. Otro brujo que participó en ese complot fue Regnart, llamado el Gran Autor, experto en realizar misas negras.
ladillo: Acusaciones contra la amante del rey
Desde la muerte en la hoguera de La Voisin y de sus compinches, se habían arrestado a unas 150 adivinas, secuestradores de niños, alquimistas, falsificadores, sacerdotes, practicantes de abortos, traficantes de venenos y "filtros de amor", y otras siniestras criaturas de los bajos fondos de París. Entre ellos figuraba un tal Lesage. Recluso reconvertido en adivino que se había librado de las galeras gracias a la mediación de uno de los poderosos "clientes" de La Voisin, acusó a los sacerdotes Pere Davot y a Gerard Pere de oficiar misas negras. En contra de la opinión de La Reynie, el ministro Louvois ofreció a Lesage la libertad si hablaba. Fue la primera persona en nombrar a la marquesa de Montespan, afirmando que La Voisin le había proporcionado con cierta regularidad unos "polvos" que le había encargado. Otra testigo, madame Filastre, admitió bajo tortura que la favorita real solía adquirir filtros de amor y otras mixturas del estilo pero, terminada la tortura, ésta se retractó.
A raíz de aquello, como si de un tácito acuerdo entre presos se tratara, todos empezaron a denunciar a la marquesa de Montespan como principal cliente de brujas y adivinas. Afirmaron con abundancia de detalles que La Voisin había acudido reiteradas veces al castillo de Clagny, residencia de la marquesa, y a Versalles, para entrevistarse con madame de Montespan. Se llegó a decir que ambas habían participado en toda clase de conspiraciones y siniestras ceremonias y que la propia Montespan había estado suministrando al rey filtros de amor para retenerle en sus brazos, que había participado en una misa negra para obtener el apoyo y la ayuda del Diablo y que La Voisin le propuso celebrar dos ceremonias más para asegurarse así del éxito. Pero, y eso le salvó, la marquesa había rehusado las nuevas ofertas por carecer de tiempo. Sin embargo la siniestra maquinaria ya se había puesto en marcha aunque fuera en su ausencia, se celebraron otras misas negras y se sacrificaron niños en su nombre. ¿Era culpable la Marquesa de Montespan? Su camarera, Mademoiselle des Oeillets, interrogada por La Reynie, negó tajantemente haber visto a ninguno de ellos y pidió un careo. Sin embargo, cuando la llevaron a Vincennes, todos, del modo más desconcertante, la reconocieron y dijeron su nombre. Pero, aunque La Voisin mencionó una nutrida lista de nombres de la nobleza, nunca y aún bajo tortura, citó el de Françoise Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, "mademoiselle de Tonnay-Charente", marquesa de Montespan. Esta omisión tiene entonces dos explicaciones: o bien la marquesa tan solo participó a unos cuantos hechizos inofensivos o bien la bruja, aterrorizada por la espantosa muerte reservada a cualquiera que cometiese el menor atentado contra la vida del Rey, no quiso que se viera implicada con persona tan allegada al monarca. Sea como fuere, la prueba de que el rey creía en su inocencia fue que la conservó junto a sí en Versalles durante diez años más, aunque la mandó del primer piso al bajo.
ladillo: “Carpetazo” real
Profundamente turbado, La Reynie se sintió en la obligación de informar al rey de que los acusados señalaban a la marquesa de Montespan como la principal cliente de La Voisin. Luis XIV entonces reunió urgentemente a sus consejeros para debatir si era necesario actuar. Con la aprobación de sus ministros, el rey concluyó que había que dar carpetazo al asunto y quemar los archivos. Esto significaba que 147 personas, que en su mayoría habían cometido , al parecer, abominables crímenes y que, de ser halladas culpables, habrían sido torturadas y quemadas vivas, escaparían a todo castigo, excepto la cárcel; pero también que los pocos que pudieran ser inocentes, no podrían probarlo y consumirían el resto de sus vidas en prisión. Guibourg, que pretendía haber dicho misas negras por cuenta de la marquesa de Montespan y que quizá la ayudara en sus sacrílegos rezos; Chapelin, que enseñó a Filastre el espantoso arte del aborto, y otros cuantos envenenadores se beneficiarían de este sorprendente golpe de suerte. Si La Voisin, Bosse y Vigoureux no hubieran estado ya muertas, también se habrían librado.
La Cámara Ardiente cerró así sus puertas en 1682, con un balance total de 36 personas torturadas y quemadas vivas y cuatro, enviadas a galeras. Otras 36, en su mayoría personas de renombre, fueron desterradas y multadas y 36 quedaron absueltas. Las afortunadas 81 personas que se beneficiaban de las cartas selladas, pasaron el resto de sus vidas encerradas e incomunicadas en los varios calabozos de las prisiones francesas. Si hablaban era azotadas. Treinta y siete años más tarde aún vivían algunas de ellas.

La Aristocracia del Veneno



A medida que los interrogatorios llevados a cabo por La Reynie se hicieron cada vez más jugosos, las presas de Vincennes, siempre más locuaces, acabaron por dar nombres que eran la flor y nata de la alta aristocracia cortesana de París: la condesa du Roure, la vizcondesa de Polignac, la duquesa de Angulema (prima del rey), la duquesa de Vitry, la princesa de Tingry, la condesa de Gramont, el conde de Cessac o el de Clermont-Tonnerre... Saltó a la palestra el nombre de mademoiselle Claude de Vin des Oeillets, camarera de la marquesa de Montespan que, para colmo, había tenido un "affaire" con el rey. Fruto de esta relación parió una bastarda en 1676, conocida como Louise de La Maison-Blanche. La lista no parecía acabar nunca:. la mismísma duquesa de Vivonne, cuñada de la marquesa de Montespan, fue nombrada y también dos hermanas que pertenecían al círculo íntimo del rey, Ana María Mancini, duquesa de Bouillon, y Olimpia Mancini, condesa viuda de Soissons y amante en otro tiempo de joven Luis XIV. Ambas eran sobrinas del difunto cardenal Mazarino. La duquesa de Bouillon era la consorte del jefe de la ilustrísima Casa de La Tour d'Auvergne, soberana del principado de Sedan, y cuñada del mismísmo mariscal-príncipe de Turenne, el héroe de la Fronda y hombre de confianza de Luis XIV. En cuanto a la condesa viuda de Soissons, pertenecía por matrimonio a la Casa de Saboya-Borbón-Condé, rama colateral de la familia real francesa y rama colateral también de la Casa Ducal de Saboya-Carignano. El difunto tío político de Olimpia Mancini, el Conde de Soissons, había muerto en acto de servicio dejando un bastardo y una hermana que se convirtió en la heredera universal de su casa, casando con un hijo menor del duque de Saboya, el príncipe Francisco Tomás de Saboya-Carignano, a la sazón conde consorte de Soissons. El hijo y heredero de ambos se convertiría en el marido de Olimpia Mancini, y fallecería en más que extrañas circunstancias y de forma repentina, levantando serias sospechas sobre la naturaleza de su muerte.
Cuando la policía fue a detener a la condesa de Soissons, ésta había huído con cuantas joyas y dinero pudo acaparar refugiándose en Bruselas, bajo protección española. Llevó consigo a su amiga íntima la marquesa d'Alluye y ninguna de las dos volvió a pisar suelo francés. Luego viajó a Inglaterra y a España de donde fué expulsada al ser acusada, sin pruebas, de haber envenenado a la reina Maria-Luisa de Orléans, consorte del rey Carlos II. Definitivamente retirada en Bruselas, moriría allí sola y olvidada. En cuanto a su amiga y comparsa, la marquesa d'Alluye, después de expiar sus crímenes en el exilio, conseguiría obtener su rehabilitación. Otros dos implicados de la lista de La Reynie, el conde de Cessac y la vizcondesa de Polignac, lograron escurrir el bulto y escaparse al extranjero intentando hacerse olvidar. Los demás fueron detenidos a tiempo y encarcelados en la Bastilla.
En uno de los momentos del proceso, La Reynie preguntó a la duquesa de Poulaillon, acusada de brujería, si había visto al Diablo y, en tal caso, que le dijera cómo era. Su réplica, segura como estaba de que su pertenencia a la nobleza la salvaría, como así fue, no tuvo desperdicio. "Pequeño, negro y feo, exactamente como vos!" le respondió. Haciendo gala de su ingenio, la duquesa se pasó el resto del juicio exasperando a sus jueces con sus ocurrencias. Como no se pudo probar nada contra ella, fue finalmente absuelta y puesta en libertad. Se le ocurrió entonces publicar sus ingeniosas ocurrencias pero el rey, que no estaba dispuesto a tolerar tal estado de cosas, la desterró por rebeldía.
Más largo fue el juicio del duque de Luxemburgo-Piney, mariscal de Francia: duró catorce meses. Fue acusado, no de envenenar, pero sí de emplear hechizos para librarse del administrador de una rica viuda con la que planeaba casarse; de causar la muerte de su propia mujer; de hacer que su cuñada, la princesa de Tingry, se enamorase de él y de convocar al Maligno para que le proporcionase victorias en el campo de batalla. Aunque no fue un testigo astuto y habló más de la cuenta, fue exculpado de todos los cargos y desterrado a sus dominios... durante una semana. En compensación, mandaron a su secretario a galeras. Cuando el duque volvió a la corte, Luis XIV le recibió sin mencionar una sola vez el juicio, le concedió importantes destinos en los campos de batalla en los que obtuvo grandes triunfos. Hasta del gran escritor Jean Racine se llegó a sospechar, él por haber sido cliente de La Voisin y porque su amante había muerto tiempo atrás en extrañas circunstancias. Aunque se dictó una orden de arresto contra él nunca llegó a ser ejecutada.

Iván el Terrible: el zar malvado

Hace unos pocos años, la Iglesia Ortodoxa Rusa (IRO) enfrentó a varias asociaciones que pedían su canonización de Iván el Terrible. Por supuesto, la Comisión de Canonizaciones fue reacia a incluirle en el santoral a pesar de que para muchos fieles rusos este personaje histórico es un santo. En muchos templos de Rusia se venden íconos de Iván el Terrible, el zar que consolidó el estado ruso.
Nieto del Zar Iván Vasilievich III el Grande, pertenciente al linaje Rurik, e hijo de Basilio III y Elena Glinski, antes de su nacimiento, se realizaron muchas profecías sobre el niño que la segunda esposa de Basilio iba a concebir. La historia cuenta que el patriarca griego de Jerusalem le dijo al duque de Moscú: "Si contraes segundas nupcias, tendrás un hijo malvado. El terror y la desgracia asolarán tus estados: correrán ríos de sangre, rodarán las cabezas de los grandes y tus ciudades serán pasto de las llamas." Para ayudar a estas predicciones, quien años más tarde fue conocido como Ivan el Terrible, nació en 1530 en mitad de una pavorosa tormenta de verano. Tenía orígenes griegos aunque su madre procedía de la Horda Dorada de los Khan Mamay y su padre de uno de los enemigos del Khan Dmitry Donskoy. La mujer de éste, al tener noticia del nacimiento, se refirió a él diciendo “Ha nacido un Zar, tiene dos dientes. Con uno nos devorará”.
Su padre, el Príncipe Basilio III de Moscú, fue homosexual declarado hasta el punto de que al divorciarse de su primera esposa, Solomonida Saburova, forzándola a hacerse monja, anunció su orientación sexual afeitándose la barba. Sin embargo, como el duque tenía que dejar descendencia, pronto volvió a casarse con Elena Glinskaya, hija de una princesa serbia y nieta de su amigo y amante Mijail Hlinski pero solamente podía mantener relaciones con su esposa cuando se les unía un oficial de su guardia personal. Fruto de uno de esos “menage a trois”nacería Iván IV, Grozni, mote que en ruso quiere decir “temible” aunque en español se tradujo como “terrible”.
Parece ser que al padre le atraían especialmente los jovencitos vestidos de mujer y narran las crónicas ofiosas de la época, que uno de sus mas despiadados jefes de la policía política, Feodor Basmanov, alcanzó esa posición por interpretar seductoras danzas ataviado con ropas femeninas.
Iván IV Vasilievich, el Terrible, tras la muerte de su padre por envenenamiento, y con sólo tres años es coronado Gran príncipe de Moscú. Su madre, que administraba la regencia, fue asesinada cinco años después, de la misma forma, por clanes boyardos que se disputaban el poder. Iván, con apenas ocho años, juró venganza contra estos señores feudales que campaban a sus anchas en la Rusia renacentista y, en cuanto le fue posible, desató violentas persecuciones y matanzas contra ellos.
Iván y su hermano, retrasado mental, tenían rango de príncipes en público pero, en privado, eran tratados con extremada dureza. Creció viendo como sus boyardos se masacraban mutuamente y esperando que le llegara el turno a él. Fue un niño que apenas podía dormir temiendo que vinieran a matarle. ¿Cómo afectó todo eso a la mente de un niño? El primer resultado de esta estricta educación es que Iván empezó a comportarse como un psicópata: torturaba a los animales sacándole los ojos y destripándolos y a las crías las arrojaba desde las torres del Kremlin. Siendo ya adolescente, durante las cacerías le divertía más golpear y ultrajar a los siervos campesinos que abatiendo presas. Después, al llegar a palacio,convencido de su dignidad divina e imbuído de una religiosidad exacerbada y próxima al delirio, pasaba muchas horas en piadosa oración. Su primer crimen político conocido ocurrió en 1543, cuando sólo contaba 14 años, al ordenar que Andrei Chuiski, jefe del clan boyardo mas influyente de Rusia, fuera arrojado a los perros hambrientos.
Por una parte, encontramos en Iván a un hombre místico hasta el delirio y la psicosis, temeroso de Dios, víctima de afanes mesiánicos y redentores y por el otro, un cúmulo de impulsos sádicos, una personalidad paranoica y delirante. El sufrimiento humano le embriagaba. Su egocentrismo, impulsividad y falta de conciencia denotan lo que hoy se denomina personalidad psicópata o sociópata. Y aunque, como muchos de ellos, era extremadamente inteligente y seductor, sin ningún remordimiento podía aniquilar a miles de personas y luego dar instrucciones minuciosas para que en los monasterios se orara por ellas.


Enamorado de la corte británica, ofreció matrimonio varias veces a Isabel I quien, muy habilmente, logro usar estas “pedidas de mano” en provecho propio así que, quizá para resarcirse de aquellas regias “calabazas” Ivan se casó siete veces. A una de sus mujeres la mató a puñetazos a los pocos días de los esponsales. Durante los años que precedieron a su gobierno personal fue utilizado políticamente tanto por los Glinski, familia a la que pertenecía su madre, como por los Bielski y los Shuiski. A los trece consiguió deshacerse de la tutela de los boyardos pero la historia oficial comienza en 1547con la coronación de Iván a los 16 años. Un mes después se casa con la princesa Anastasia, procedente de la familia rusa Romanov, que le dio seis hijos.
La forma de ser de Iván queda reflejada en esta anécdota: obligó a que todos los nobles de Rusia acudieran a la corte para que él pudiera elegir esposa. De entre las setencientas aspirantes que se presentaron eligió a la que fue su gran amor.
Feliz en su primer matrimonio e, influenciado por su esposa, se rodeo de buenos consejeros y comenzó su reinado realizando reformas muy oportunas. Gobernó con la ayuda de la Rada, consejo privado entre cuyos miembros más influyentes figuraban el sacerdote Silvestre, Macario, su preceptor, y su secretario Alexei Adashev, a quien se debió el talante moderado de los doce primeros años. La tendencia más notoria que manifestó al principio fue la de alejar de su lado a la nobleza boyarda, al tiempo que procuraba sentar las bases de una administración estatal unificada y centralizada y crear instituciones con participación popular. Pero a los trece años de matrimonio, en 1560 Anastasia falleció a los 26 tras un larga enfermedad.
Iván, a la sazón con treinta años, cayó víctima de una honda depresión: durante las noches sus gritos de desesperación resonaban por todo el Kremlin. Se obliga a marchar lejos de Moscú. e, incluso, amenazó con abdicar pero una delegación pidió su regreso. El análisis químico del cabello de su esposa mostró que había una gran cantidad de “zulema”, un veneno a base de sales de mercurio muy popular en aquel tiempo. Después de conocer que su tía Eufrosinia fue probablemente quien la envenenó con la ayuda de los nobles, fue presa del odio y se embarcó en una campaña de terror y represalias que se saldó mandando asesinar incluso a sus mas cercanos asesores y jefes militares. Se transformó en un autoritario y psicopático zar. En 1555 ordenó la construcción de la iglesia de San Basilio en Moscú y, como quedó muycomplacido con la obra, mandó dejar ciegos a los arquitectos para que no pudieran proyectar nada mas hermoso.
Atroz fue la venganza en respuesta a una conspiración: en 1570, llevado de una furia asesina, marchó sobre la ciudad de Novgorod al frente de un ejército de 15.000 hombres arrasándola. Dio muerte a entre 25.000 y 60.000 personas llegando incluso a arrojar a decenas de niños a las aguas heladas de un río cercano por el simple hecho de "disfrutar" viendo el espectáculo. Sospechando que toda la ciudad de Novgorod se había conjurado contra él, Iván paso cinco semanas en la plaza principal dictando su justicia sobre los desventurados ciudadanos; les hizo desollar, quemar y destripar hasta que el río se cubrió de cadáveres. Después, como siempre, ordenó que los monjes rezaran por sus almas.
Pobres de los generales que hubieran perdido batallas: les mandaba ejecutar y a algunos les mató personalmente. A uno le hizo bañarse en un rio con una armadura pesadísima que le había regalado para que se ahogara. El Terrible y su hijo Iván intervenían frecuentemente, de forma directa, en las ejecuciones. Como la del 25 de julio de 1570, en Moscú. Mientras el príncipe Viskavati era colgado y cortadado en lonchas con cuchillos, el zar violaba a su esposa en su presencia y heredero, a la hija mayor del matrimonio. Episodios de horror semejantes se repitieron durante casi veinte años, entre 1565 y 1584.
Tras las atrocidades cometidas sufría crisis periódicas de arrepentimiento, durante las cuales rezaba en la iglesia durante horas, arrodillado junto al altar, y golpeando las losas con la frente con tanta fuerza que se provocaba sangrientas heridas.
La locura del zar culminó con la muerte de su propio hijo y heredero, el zarevich Iván. En uno de sus ataques de furia homicida, el l9 de noviembre de 1581 acabó con su dinastía al matar a bastonazos al heredero con una lanza. El asesinato del hijo salvó a Rusia de un reinado sangriento ya que el heredero había sido educado en la codicia y la crueldad y prometía haber sido aún más terrorífico que el padre. Abrumando éste por el remordimiento, durante meses sus aullidos se escuchaban fuera del palacio. Dos años mas tarde, a los 54 años de edad , en diciembre de 1583, el enloquecido zar murió súbitamente de una misteriosa dolencia, quizá envenenado como sus padres aunque también era público que padecía de sífilis, enfermedad que entre otros efectos, tiene la virtud de devorar células cerebrales.
El odio y el poder sin límites hicieron que sus horrores eclipsaran sus aciertos. Se debatió en la Rusia del Siglo XVI y sus costumbres, oscilantes en una fe delirante en la Iglesia Ortodoxa, en plena convivencia con costumbres paganas y tradiciones bárbaras.
Muerto Iván IV, le sucedió su hijo menor Fiodor I, un idiota congénito e incapaz que estuvo, al inicio de su reinado, bajo la tutela de Boris Godunov. La muerte de este último, en abril de 1605, sumió a Rusia en el caos y no hubo atisbo de unidad hasta la elección, en 1613, del primer Romanov, la dinastía que reinaría hasta principios del Siglo XX.
Terrible para la historia, en ocasiones se olvida que fue el reformador y creador del estado ruso. Su gobierno conoce dos periodos bien distintos. En el primero creó la Rada, un organismo gubernamental que desempeñó el papel de consejo real, compuesto por el sacerdote Silvestre, Macario, su preceptor, y su secretario Alexei Adashev. Reunió y codificó las ordenanzas del reino en un código, el Sudiébnik que era una recopilación de todos los decretos emitidos por el gobierno hasta ese momento. En 1549 convocó por primera vez los “Zemski-Sobor”, una reunión de los representantes de los principados rusos. Un año después alentará un concilio que organice una Iglesia afín a sus propósitos. Después de la llegada del canciller inglés Richard Chancelor y de varios navegantes ingleses a Moscú en 1553, estableció vínculos comerciales con Inglaterra. Introdujo la imprenta, fomentó las artes y las letras. Formó su propio cuerpo armado, el de los “streltsí”, cuyos miembros eran recompensados con parcelas de tierra, política tendente a fortalecer el poder del monarca frente a la aristocracia.
Emprende una reorganización del Estado y del ejército, anexionando mediante la guerra importantes territorios. Decide expandir su poder por el Este y, en 1552, con cien mil hombres y 150 cañones, avanza hacia Kazan. La puerta de acceso para los Urales y Siberia fue tomada en pocos meses. Una de sus más grandes campañas militares fue la conquista de los kanatos tártaros, habitados por tártaros, chuvashes, maríes, morduinos y udmurtos pero también fue importante la de Astracán, en 1556 para controlar la totalidad del curso del río Volga y acabar con una dominación de más de 300 años. Para conseguir una salida al Mar Báltico, comenzó en 1558 la guerra con Livonia, un estado polacolituano, que duró hasta 1583. La prolongación del conflicto originó una profunda crisis económica que motivó la reacción de los boyardos y del clero. El pueblo, para entonces, poco contaba, había convertido a los campesinos en siervos atados a la tierra y a sus dueños, que les trataban como meros animales de labor.
El segundo periodo, a partir de la muerte de su esposa en 1560, se caracterizó por un gobierno autocrático y dictatorial. Entre ese año y 1564, valiéndose de los “streltsí” desencadenó una sangrienta represión contra los boyardos y el clero, prescindiendo de los consejeros de la Rada. En 1564, Iván repentinamente llevó a su familia a Uglich, en las afueras de Moscú. Con la ventaja de tener el apoyo del pueblo, regresa con más poder que nunca imponiendo sus reglas. Los nobles se ven obligados a aceptar algunos cambios dramáticos, incluyendo la formación de dos gobiernos diferentes en Rusia con el fin de tener un control absoluto.
PERSONAJES SECUNDARIOS
Boris Godunov, miembro de la pequeña nobleza de origen tártaro, llegó a ser el favorito del Terrible Iván IV tras el matrimonio de su hermana con el hijo del zar, el débil mental Fiodor Ivanovich. Poco antes de morir, el zar nombró a Boris guardián y regente de Fidor, quien subió al trono como Fidor I Ivanovich (1584-1598) tras el fallecimiento de su enloquecido pero genial padre.
Convertido en el hombre más poderoso de Rusia, Boris emprendió la tarea de debilitar a la todavía pujante aristocracia de los boyardos con el apoyo de la Iglesia rusa: convirtió Moscú en un patriarcado y reemprendió la colonización de Siberia pero se le acusó de haber sido responsable del asesinato del hijo menor del zar Iván IV, Dmitriy, el último heredero al trono, en cuyo nombre la nobleza intentó una fallida sublevación en 1584.
A la muerte de Fiodor en 1598, Boris fue elegido zar, y una de sus primeras medidas fue desterrar a la familia de su yerno y protector.
Dmitry, que gobernó apenas un año, de1605 a 1606, fue uno de los tres pretendientes al trono de Rusia tras la muerte de Iván y basaba su derecho en ser hijo del zar, el príncipe Dmitriy Ivanovich, que en realidad no había muerto a manos de Boris Godunov, sino que pudo escapar milagrosamente. Sin embargo es creencia común entre los expertos que el verdadero Dmitriy fue asesinado en Uglich. La identidad del verdadero del Falso Dmitriy, nombre con el que pasó a la historia, fue la de Grigory Otrepyev, aunque este extremo tampoco ha podido ser históricamente comprobado.
Se sabe que Dmitriy aparece en la historia cerca del 1600, cuando su educación y seguridad parecen haber impresionado fuertemente al patriarca moscovita Jove, que comienza a hablar positivamente de él. El Zar Boris, sin embargo, ordenó que fuese detenido, por lo que escapó junto al Príncipe Constantine Ostrogsky en Ostrog, y posteriormente entró al servicio de otra familia lituana, los Wisniowiecki. Los príncipes Adam y Micha Wis´niowiecki le aceptaron por lo que pretendía ser, entre otras cosas porque representaba una excelente oportunidad para involucrarse en los asuntos rusos.
Existen rumores de que era un hijo ilegítimo de Stefan Batory, anterior rey de Polonia. Dmitriy afirmaba que su madre, la viuda del Zar Iván, había conocido con antelación el atentado para asesinarle preparado por Boris Godunov y le había protegido poniéndole al cuidado de un médico que le escondió en un monasterio ruso. Tras la muerte del doctor, se desplazó a Polonia donde había trabajado como profesor durante un breve tiempo antes de entrar al servicio de los Wisniowiecki. Algunas personas que conocían al Zar Iván y a la familia imperial, comentaban que el joven Dmitriy tenía un gran parecido con el príncipe fallecido. Dmitriy exhibía una alta educación: leía y escribía y hablaba con fluidez tanto el ruso como el polaco.
Dejando de lado que creyesen o no en el relato de Dmitriy, algunos nobles polacos decidieron apoyarle en contra de Boris Godunov, a la sazón regente y Zar de Rusia. En marzo de 1604, Dmitriy visitó la corte real de Sigismund III en Krakovia. El rey provisional le apoyó, pero no le hizo promesa alguna de ayudarle en sus intentos de recuperar el trono ruso. Para atraerse el apoyo de los poderosos jesuitas, Dmitriy se convirtió publicamente al catolicismo romano el 17 de abril de 1604, y convenció al nuncio papal Rangoni para que respaldase su demanda. Conoció a Marina Mniszech, de la nobleza católica polaca, pidió su mano y como dote prometió aportar a la familia los territorios de Pskov, Novgorod, Smolensk y Novhorod-Siverskyi.
Cuando a Boris Godunov le hablaron acerca del pretendiente a la corona, aseguró que su policía secreta había descubierto que el hombre era en realidad un monje desertor llamado Grigory Otrepyev, nacido Yury Otrepyev. Algunos de los boyardos rusos, se mostraron dispuestos a aceptar la demanda de Dmitriy y formaron un pequeño ejercito. Apoyado por unos 3.500 soldados, invadió Rusia en junio de 1604. Los enemigos de Godunov, incluyendo los cosacos del Sur, unieron sus fuerzas en el avance sobre Moscú: el ejército de Dmitriy sostuvo dos batallas: ganaron la primera y capturaron varias ciudades pero fueron derrotados en la segunda y la coalición se desintegró rápidamente. Pero la repentina muerte del Zar Boris el 3 de abril de 1605 quitó la última barrera para el avance del pretendiente. Las tropas rusas comenzaron a desertar pasándose el lado de Dmitriy y el 1 de junio los boyardos secuestraron en Moscú a Fiodor II, heredero legítimo del trono, y a su madre a quienes luego asesinaron brutalmente. El 20 de junio el impostor hizo su entrada triunfal en Moscú y el 21 de julio fue coronado por el nuevo patriarca que él mismo había designado.

Los extraños casos del Doctor Normand


ASESINATO EN PRIMETIME ó ESTORNUDO MORTAL

La muerte, en directo, de Ramona Sarmientos, vaca sagrada de la Prensa del corazón, fue la comidilla de aquel caluroso Verano en el que las temperaturas rebasaron los 40 grados a la sombra. No soy asiduo a esos programas llenos de insultos y descalificaciones en el que tres o más periodistas sacan los trapos sucios de esa cohorte de populares y famosillas cuyos únicos títulos en esta vida son los de haberse metido entre las sábanas de alguna vieja gloria de la canción o, en el caso de ellas, haber abierto sus piernas a algún gigoló de medio pelo venido de allende los mares y por eso, en principio, el asunto me resbaló bastante.
No sería hasta dos días después que la noticia comenzó a interesarme y lo hizo sólo porque mi amigo, el inspector Salueña, me dijo que el fallecimiento de la conocida periodista, azote de faranduleras y desocupados, no había ocurrido por causas naturales sino que era fruto de un asesinato: al hacer la autopsia el forense había detectado cianuro en sus venas.
Acudí raudo a la comisaría y allí pude ver no sólo el video de lo que había sido emitido en antena sino lo que las otras dos cámaras del plató habían grabado.
En el primero, el que había contemplado toda España, se podía ver, en el lado izquierdo, y en un extremo, al experto en cotilleos Carlos Gabriel Márquez; en medio, a la difunta periodista y ,a su lado, al divertidísimo e incisivo Johny Fernandez Palau. En el centro, como siempre, el moderador del programa La Lotería, y, enfrente, a unos cinco metros de distancia de los reporteros, al desmesurado y excesivo Pololo González-Riú, a la autocalificada de vidente María Portos Justel y a la acompañante sucesiva de ricos empresarios, Manola Gañanal.
El espacio comenzaba, como siempre, con un tono bajo pero poco a poco y también como era habitual, se iban sucediéndo las invectivas: “Que si tú has dicho que yo he dicho lo que no he dicho”, “que si el otro has vendido unas fotos que yo le presté”, “que si las drogas de diseño le han embotado el cerebro a la de más allá”, etc. Así hasta que la astróloga, se puso en pié presa de uno de esos ataques de nervios que le han hecho famosa y, dirigiéndose a Ramona, le espetó: “¡Yo te maldigo!, ¡Te voy a hacer un conjuro más negro que el sobaco de un mono!, ¡tu muerte está cercana!, ¡Tu fin está próximo!”.
No habían pasado ni tres segundos cuando la periodista a quien iban dirigidas estas palabras se derrumbó en medio del plató cuan larga era. Ni que decir tiene que este programa arrasó con todas las previsiones de audiencia.
El forense dictaminó que la muerte había sido consecuencia del potente veneno y que le había sido introducido en la parte frontal izquierda del cuello mediante algo que parecía una picadura de mosquito pero que era imposible saber la trayectoria del pinchazo ni el arma que se había utilizado para inocularle la droga letal...
Como la muerte le había venido de frente pero ligeramente aal lado izquierdo el primer detenido había sido Carlos Gabriel, que no paraba de clamar por su inocencia en los calabozos del Juzgado de Guardia y, la segunda, la pseudoastróloga que la había amenazado..
Al repasar el programa me chocaron los estornudos que en la segunda parte del espacio no paraban de soltar los personajillos invitados hasta el punto de que una de las azafatas tuvo que proveerles de un paquete de pañuelos de papel a cada uno pero mi amigo el inspector me dijo que no me preocupara, que era habitual que algunos de ellos acudieran al plató rellenos de cocaína hasta las cejas...
Tras el video que se había emitido pedí ver el que había grabado otra de las cámaras, la que enfocaba el lado izquierd y en principio nada me chocó, En él, además de los perodistas podía verse todo lo que se encuentra tras la cámara principal,: el otro operador de cámara, su ayudante, la regidora dando órdenes y escuchando el micrófono que la conectaba con la sala de dirección, y uno de los electricistas, que, tras sacar de su caja de herramientas algo que parecía un destornillador, se sonaba la nariz con un pañuelo de tela porque también él, parecía estar afectado por la extraña ola de estornudos .
Al verlo le dije a mi amigo:: Suelta a la loca de las amenazas y al cotilla profesional, el asesino es el electricista.

SOLUCION 10
Efectivamente, cuando la Policía se personó en su vivienda se descubrió un frasco entero de cianuro. En su caja de herramientas se encontró también una de esas minineveras que llevan los médicos de urgencias con hielo seco en su interio, un frasquito con polvos pica-pica y una minúscula cerbatana, no un destornillador. ¿Cómo supe que había sido él?. Muy sencillo, en pleno agosto nadie suele llevar un pañuelo de tela en el bolsillo porque, aunque probable, es bastante infrecuente que alguien esté constipado y si está enfermo, no acude a trabajar. Los polvitos que hacen estornudar sirvieron para despistar y para que no fuera él el único sospechoso si se llegaba a descubrir que el veneno había sido inoculado desde cierta distancia. El forense no pudo descubrir la trayectoria del pinchazo ni el dardo porque era de hielo seco y, al derretirse no deja huella. ¿La razón?: era hermanastro de la famosa periodista,estaba a punto de perder su trabajo y ella no había movido un dedo para evitar su expulsión.

Así es la rosa

Estaba disfrutando de un apacible fin de semana primaveral cuando recibí la llamada de mi primo Fernando, investigador de la importante aseguradora que se había hecho cargo del robo perpetrado en la residencia de los marqueses de Vizniegra durante la madrugada del jueves al viernes.
En pocas palabras Fernando me puso al tanto de la situación. Al parecer un ladrón había entrado en el chalet y había sustraído, además de todas las joyas de la inquilina, Rosa García de Fresnedillas, los dos mejores cuadros de la colección privada de la familia de ella.
Por Fernando me enteré de que quien ostentaba el título no era Guzmán Fernández, un hombre que frisaba la cuarentena aunque aún conservaba un indudable atractivo y que había sido con anterioridad su secretario personal, sino Rosa, bastantes años mayor que él. Mi amigo había hecho bien su tarea y, así, había descubierto que efectivamente de asalariado pasó a ser marqués pero que el “braguetazo” sin embargo no había sido tan redondo como se podía haber supuesto ya que, además de haber firmado una separación de bienes al contraer matrimonio, la gestión de la incalculable fortuna que hasta entonces había llevado él sin dar cuentas a nadie, había pasado a otras manos por indicación del hermano mayor de Rosa Fresnedillas.
Era público y notorio que la heredera de los Vizniegra siempre había sentido predilección por la gente más jóven que ella por eso no me extrañó que el marido, quellegó después que nosotros al cahlet y que dijo haber estado esquiando en Lleida, nos cogiera en un aparte y nos contara sus sospechas sobre la identidad del posible ladrón: “Para mi -nos dijo entre estornudo y estornudo de lo que parecía ser un formidable constipado- no hay ninguna duda: el autor no puede ser otro que el profesor de tenis de Rosa. Sólo él, a parte del servicio, que lleva muchos años trabajando en la vivienda familiar, suele acudir con regularidad al chalet para darle clases. En su día fue campeón internacional pero sufrió una lesión de tobillo y ahora sólo es un sinvergüenza que vive de las mujeres...
Dos agentes habían inspeccionado el lugar de los hechos pero poco pudieron sacar en claro ya que el mayordomo, desconocedor de que se había producido un robo, había mandado, como cada mañana, limpiarlo todo borrando así las posibles pistas. Al parecer el ladrón había entrado por una ventana de la parte de atrás, colocada a pie de calle, rompiendo el cristal pero como la doncella supuso que la fractura se debía a un golpe de viento recogió los pocos trozos de vidrio que había en el interior de la vivienda ya que casi todos habían caído fuera, sobre un parterre de rosas, y dio cuenta del hecho a su señora quien, como tampoco reparó en el robo hasta varias horas más tarde, se limitó a llamar al cristalero.
Al examinar el exterior pude comprobar que, a pesar de haber recogido los cristales rotos, aún quedaban unos cuantos pedazos al pie de los rosales que, por lo que se veía, habían sido fumigados, supuse, para prevenir alguna de las plagas que afectan a estas delicadas flores. También me fijé en que en la tierra removida había unas huellas de calzado deportivo pertenecientes a esa conocida marca que tiene por costumbre colocar su anagrama tanto en los laterales como en la suela: Saqué entonces de mi maletín un grueso pedazo de plastilina que siempre llevo conmigo e hice un molde.
Al preguntarle al jardinero cuándo habían sido desinsectadas las plantas me respondió que lo fueron el mismo jueves, “aprovechando que el señor estaba de viaje desde el día anterior y que sabía que no iba a volver hasta hoy sábado porque tiene alergia a los productos químicos que utilizo para las rosas”.
Luego me dirigí a la marquesa para que me dijera cuántas personas tenían llave del chalet ay así supe que, a parte de ella y su marido, sólo el mayordomo contaba con un juego, tanto de la puerta delantera como de la trasera.
Creía saber quien era el ladrón casi con total seguridad pero aún así le pedi a la doncella que se encargaba de lustrar el calzado que me dejara los zapatos que había traído puestos el marqués así como las deportivas que utilizaba el profesor de tenis en sus clases. Volví a sacar la plastilina y tomé huellas de ambas suelas. Tres días después tenía el resultado de los análisis y se los hice llegar a mi primo Fernando con una nota en la que le decía quien había robado las joyas y los cuadros.

SOLUCION
“Estimado Fernando -le escribí en la misiva-, ponte en contacto con la Policía y diles que suelten al profesor de tenis. El ladrón no vino de fuera sino que actuó desde el interior. ¿No te fijaste que los cristales habían caído en el jardín?: señal inequívoca de que la ventana había sido rota desde dentro. Pero aún hay más: las zapatillas de tenis no tenían restos de insecticida pero sí los zapatos del marqués consorte. ¿Cómo es posible que los hubiera si Guzmán no se encontraba, según nos dijo, en la casa cuando el jardinero fumigó sino que había estado esquiando y acaba de volver poco después de que nosotros llegáramos al lugar de los hechos? Que detengan al marido, los estornudos no se debían a un constipado sino al proceso alérgico que se le desata cuando está en contacto con los productos químicos de jardinería.
Efectivamente yo tenía razón. Guzmán, jugador sin fortuna, estaba lleno de deudas y no se le ocurrió mejor forma de pagarlas que robando a su mujer.

Polvo mortal

Había conocido a Felicidad cuando era pequeña y compartía pupitre con mi hija Amelia en el colegio al que la llevé cuando estuve destinado en Pontevedra. Era público y notorio, por aquel entonces en toda la ría de Arosa, que el padre, Solutorio Loscorales, se dedicaba al contrabando de tabaco y que se estaba haciendo de oro pero luego, al retornar yo a Madrid y marchar el estraperlista a vivir a Miami a ampliar su negocio, presuntamente con el nacotráfico, mi hija y la suya habían seguido manteniendo una fluída correspondencia primero por  
correo y ahora en internet.


Por esta vía fue por la que le llegó a Amelia que su amiga de la infancia iba a contraer matrimonio y que la invitaba a la boda y que adjuntaba dos billetes en primera así como el e-mail y el teléfono privado de su padre para que yo me pusiera en contacto con él y ultimara los detalles. Al llamarle me explicó las razones que le habían impulsado a invitarme también a mi y que tenían que ver con la bien fundada sospecha de que un mafioso colombiano, Alfonso Alberto Galliano, con el que había tenido tratos tiempo atrás, pensaba atentar contra la vida de Felicidad en tan señalada fecha.
Por un lado yo no quería poner en peligro a mi hija pero, por otro, no podía ni negarle ese deseo a Amelia ni dejar que un criminal se saliera con la suya así que acepté con la condición de ser yo quien supervisara todo el sistema de seguridad.
Lo primero que hice al llegar fue inspeccionar todas las medidas que hubieran podido tomarse y la verdad es que me quedé asombrado: desde helicópteros sobrevolando la zona y rastreo de naves con el GPS hasta sensores de calor y movimiento pasando por circuitos cerrados de televisión. Afortunadamente el complejo de cuatro edificios contaba con su propia capilla y al estar enclavado en uno de los múltiples “cayos” que conforman la punta de la península de Florida sólo era accesible por mar o por aire lo que facilitaba notablemente mi tarea.
Descartados el edificio principal, el de la familia, vigilado día y noche por personal a toda prueba; el de invitados por la misma razón y obviamente el chalet en el que vivía el servicio, me centré en el salón de festejos, inmenso pero vacío en las paredes y sin recovecos en la zona de la cocina, y en la capilla, una ermita de corte románico traída ilegalmente piedra a piedra desde la Galicia más profunda.
Inexpugnable, pensé, pero las fortalezas inexpugnables también caen y cuando lo hacen no es por medio de asedios sino de traiciones. Así, me dediqué a investigar a todo el personal. Eran más de setenta pero deseché a los de origen gallego porque tenían algún tipo de vínculo familiar o de honor con Solutorio con lo que únicamente me quedaban cinco personas: dos de orígen cubano que se encargaban de las embarcaciones, un nicaragüense que atendía las piscinas y dos colombianos que eran un poco los que hacían el trabajo sucio... Tenían en común que ninguno de ellos podía regresar a su país.
El momento de los esponsales se aproximaba y aún no había sacado nada en claro. Fuí a la capilla a meditar y me encontré con el encargado de vigilarla. Cuando le ví en la sacristía estaba desenchufando un soldador de los que se emplean para fundir el plomo y me dijo que los cambios de temperatura de su Galicia natal al bochornoso Miami habían afectado a las juntas de las vidrieras. También me fijé que llevaba una bolsa de plástico transparente cerrada herméticamente que dejaba ver un polvo de color blancuzco y una mascarilla de las empleadas por pintores y barnizadores. Al ver que miraba su mano me explicó que era azufre en polvo que iba a verter por las esquinas para que las hormigas, una verdadera plaga en esas latitudes, no entraran en el recinto sagrado.
Aparentemente volvió a su tarea pero cuando estaba a punto de hacer la genuflexión en el reclinatorio principal, el que iba a ser utilizado al día siguiente por los contrayentes, el sacristán-jardinero me detuvo. “No lo haga. No se arrodille ahí: trae mala suerte hacerlo antes que los novios. ¿No ve que aún tiene el plástico puesto encima de la tela?: Sólo la pareja tiene derecho a apoyarse ahí...”
“Pues vigílelo con más celo porque me parece que su soldador ha dejado caer una gota de plomo fundido en un a esquina de la tela... ”.


SOLUCION 10 lins.
¿Cómo descubrí que mentía?: Primero, el rostro que en ese momento puso no me dejó duda alguna. Segundo, no hay hormigas en los cayos de Florida; tercero, el nivel de humedad es igual o superior en Miami al de Galicia por lo que el plomo de las vidrieras no debería haber sufrido ninguna dilatación. Cuarto, el polvo de azufre es amarillo, no blanco. Quinto, si el reclinatorio tenía el plástico puesto, qué le importaba que alguien se arrodillara en él. Sexto: En ninguna tradición celta o cristiana se dice que traiga mala suerte rezar en el lugar donde al día siguiente lo van a hacer unos novios... Tal sarta de mentiras tenía que tener por fuerza una explicación: El mafioso Galliano había secuestrado a la mujer e hija del sacristán y le había obligado a colocar un tubo de plomo relleno de cianuro en el reclinatorio donde se celebrarían los esponsales para que al arrodillarse el peso de los contrayentes partiera la cápsula y liberara el polvo mortal...

Decálago del turista solidario



Viajar a lugares exóticos y lejanos está de moda y quien ha tenido que trabajar duramente durante todo un año tiene todo el derecho del mundo a tomarse unas buenas vacaciones. Aunque cada día son más los que aprovechan esos días para ofrecerse como voluntarios en algún rincón perdido no es necesario convertirse en un Vicente Ferrer o en una Teresa de Calcuta para mostrarse solidario”.
1:Mentalidad abierta.

Respeta la cultura, tradiciones y religión del lugar que visites. No vayas con la mentalidad del “Gran Padre Blanco” que todo lo sabe y todo lo desprecia. Seguro que si comparas siempre encuentras algo mejor pero entonces no salgas de tu país sólo para criticar.

2: Respeta la Ley Natural.
No hagas nada que no harías en tu país o delante de tus seres queridos. La prostitución es una lacra de la pobreza: No compres miseria. Tampoco comprometas a nadie para que te consiga drogas o sustancias prohibidas: pondrías en peligro tu seguridad y sobre todo la suya.
3:
Dignidad ante todo.
No conviertas a las personas en mendigos profesionales. A los niños dales sólo comida, leche o zumos. Y es que si el niño gana mendigando en un sólo día lo que a su padre o a sus hermanos les cuesta una semana, o un mes, de duro esfuerzo, terminará por perdeles el respeto con lo que te habrás cargado toda la estructura familiar creyendo hacer un favor. Dale dinero sólo a las madres con niños y a los ancianos.
4:
Maletas de ida y vuelta.
Además de tu maleta lleva una bolsa de mano grande llena de cosas que ya no utilices pero acordes con las necesidades y costumbres del país. Esa bolsa, luego, te vendrá bien para guardar los recuerdos y regalos del viaje. Agujas e hilo, lápices, mecheros y bolígrafos son siempre bien venidos, igual que calzado, calcetines y productos de limpieza.
5:
Medicinas sí pero...
Todos llevamos medicamentos para prevenir ciertos riesgos como diarreas, dolor de muelas, etc., entrégalas el último día y si has padecido alguna enfermedad antes, y tienesmedicinas en tu casa, llevalas contigo pero no las des algremente. Acude a un dispensario o entrégalas en alguna organización benéfica local y si el prospecto no está en alguno de los idiomas internacionales (español, inglés, francés, árabe, etc.) pídele a alguien que lo traduzca. Procura que tengan una fecha de caducidad no inferior al año ya que los trámites de almacenaje y distribución suelen demorarse bastante.
6:
Flexibilidad y comprensión.
En algunos países nuestras costumbres occidentales pueden chocar fuertemente con las locales. Lo mejor para no equivocarse es preguntar al guía sobre asuntos como vestimenta y moralidad. Si viajas solo/a, espera a ver como reaccionan los habitantes del lugar antes de actuar tú.
7:
Idiomas.
No hace falta tener don de lenguas pero te sorprendería comprobar la cantidad de puertas que abre intentar hablar su idioma. Como regla general procura aprender al menos estas seis palabras: si, no, gracias, perdón y por favor. Más difícil es hacerse con su lenguaje gestual pero recuerda que culturas como las asiáticas o la árabe no intentan avasallarte. Lo que ocurre es que mantienen una distancia de proximidad en la conversación de sólo un metro mientras que en occidente se amplia a metro y medio. De todas formas, no olvides que una sonrisa se pronuncia igual en todo el mundo.
8: El tiempo.
La valoración del tiempo suele ser diferente. No pierdas los nervios si las cosas no se producen a la velocidad a la que te has acostumbrado en Occidente y recuerda que muchas veces el regateo sólo es una forma de mantener una conversación para enterarse de cómo son otros lugares: no todo el mundo tiene acceso a los medios de comunicación como Prensa o televisión y su único contacto con el mundo exterior son los turistas.
9: Pide ayuda.
La mejor manera de hacer un favor es pareciendo que lo pides. Hay gente tan pobre que sólo tiene dignidad: no se la quites abrumándoles con regalos que no pueden devolver. Hazles ver que no es una limosna, sino un obsequio en pago por sus buenos oficios. En muchos paises es frecuente que te den una foto de carnet para que les recuerdes: por si acaso lleva tú también unas cuantas tuyas en la cartera: si vuelves no te sorprendas si la han colocado en el lugar más destacado de la vivienda.
10:
Sin miedo
Evita los prejuicios. Ser pobre o ir mal vestido no es sinónimo de delincuente. No hagas mucho caso de los carteles que te avisan de peligros inexistentes: lo único que pretenden es que no salgas del recinto hotelero para que te gastes todo el dinero en ellos. Eso si, toma precauciones, no te internes sólo en lugares de mala fama local y no hagas ostentación de símbolos exernos de riqueza.

cómo defenderse del consumismo

El diseño y la publicidad se han aliado con la psicología y la sociología para convertir al hombre actual civilizado en el “homo cretinensis”, una especie de zombie con voluntad cero que sólo responde a los estímulos externos. Para tomárselo a broma si no fuera porque en Occidente se han desarrollado patologías relacionadas con el consumismo compulsivo y que han llevado a algunas personas a la depresión y al suicidio. Aprenda a distinguir los mensajes subliminales que le fuerzan a consumir sin control en bares, hoteles y restaurantes y a comprar enloquecidamente en las grandes superficies.

La relación entre los colores y el estado anímico de las personas es conocido desde tiempo de los caldeos. “Hasta bien entrada la Edad Media, había colores como el púrpura que sólo podían ser usados por determinadas clases sociales y el negro, por ejemplo, está reservado en muchas culturas a la casta sacerdotal, como en la cristiana o en la chiita. La Revolución francesa, por ejemplo, abolió el derecho de los nobles a usar determinados colores y perfumes en exclusiva” explica la historiadora Mayte García Andrade.
No es casualidad entonces que cárceles, colegios y lugares de trabajo conflictivos estén pintados de verde, “que tiene la virtud de tranquilizar -confirma la psicóloga Gloria Lorenzo-. El azul pálido, en cambio, se emplea en hospitales y cocinas por su efecto relajante y su relación inconsciente con el frío y la limpieza. Algo similar sucede con el blanco, el color de la virginiad y la pureza por excelencia”.Tampoco es fruto de la improvisación que en los restaurantes de comida rápida se utilicen unos colores y no otros. Eleuterio Población, arquitecto que ha construido decenas de hoteles en todo el mundo y que diseñó los interiores de los populares VIPS y BOBS reconoce que utilizó “la gama caliente en las zonas de restauración porque colores como el rojo y el naranja tienen la virtud de levantar el estado de ánimo de las personas”. Pero no sólo anima: el optimismo se vuelve contra el cliente que termina solicitando, y pagando, más de lo que va a consumir porque “come más con los ojos que con el estómago” como dice el castizo refrán. Pioneros en esta técnica fueron, como no, los norteamericanos MacDonalds y Burguer King, con sus llamativos negocios decorados en rojo, naranja y amarillo.
Como de lo que se trata es de que el usuario consuma la mayor cantidad posible de productos y que se marche enseguida hay otra serie de trucos para hacer que un cliente deje paso a otro en los bares y restaurantes. Primera regla: nada de permitir que la gente se eternice sentada en la barra. Si quieren estar más tiempo que ocupen las mesas que para eso hay un plus de servicio. Así que nada de taburetes. Pero si los hay, cuidado con los corrillos. Alborotan mucho. Lo mejor entonces es fijar las banquetas al suelo: es imposible mantener una conversación de más de dos personas sin tener la sensación de que se va sentado en el metro. Pero aún hay otro peligro: un estudiante puede querer utilizar la barra para repasar unos apuntes sentado. Se le disuade quitando la balda que está debajo de la barra en sí. Si no escarmienta se coloca ésta a una altura absurda, o muy alta o muy baja. De esta forma se evita también que los que están de pié hagan “barra fija” acodados. Por la misma razón se ha suprimido también el escalón o el tubo para reposar uno de los dos pies.
También la utilización de las luces ejerce influencias subconscientes: fuerte iluminación en los techos para que la vista tenga que bajar necesariamente al mantel-anuncio o a la lista de productos: la decoración remitirá directamente a la vida sana y las fotos e imágenes si las hay, combinarán sabiamente los conceptos de salud, higiene, vida natural y tecnología. Pero en eso los que si son unos auténticos genios son los especialistas en decoración de las grandes superficies y grandes almacenes.
No es casualidad que en las primeras plantas se encuentre siempre la sección de caballeros, “y es que los hombres son más reacios a ir de compras y hay que darles todas las facilidades -reconoce un interiorista industrial- Lo mismo sucede en los supermercados: ponemos la sección de motor y de trabajos manuales muy a la vista. En cambio los saldos los colocamos en los últimos pisos porque sabemos que el reclamo de los bajos precios será suficiente para interesar a la clientela independientemente de las molestias que pueda sufrir”. Otra técnica más moderna consiste en cambiar de lugar cada cierto tiempo las diferentes secciones para que el cliente tenga que recorrérselas todas y caiga así en tentaciones consumistas. Los mejores momentos para hacerlo sin infundir sospechas son las fechas tradicionales (Navidad, Verano, vuelta al cole, primavera), pero también con motivo del Día de la Madre y del Padre, de unas jornadas especiales o de productos procedentes de otros países.
Colores y música juegan un importante papel en los grandes almacenes: repetitiva, machacona y estridente en la zona jóven y atractivas voces que recuerdan las ofertas y novedades en otras plantas y secciones.

Pero quizá donde mayor sea el descaro es en los supermercados. Todo, hasta el último detalle, está pensado para invitar al consumo. Algunos tienen además la poca verguenza, en vez de regalarlas, de cobrar las bolsas pero cuidando muy bien de que usted haga publicidad gratuita de la empresa: sería el caso de la cadena Día, cobra cinco pesetas y sólo vende las que llevan el anagrama de la casa.
El tamaño de los carritos es la primera invitación al consumismo.Son gigantes. Así tendrá la impresión de que no tiene casi nada y que le queda mucho todavía por comprar. La segunda es más sútil. Muchos carritos tienen las ruedas de la derecha manipuladas. Y es que, como en Occidente se transita siempre por la derecha, inconscientemente el carrito nos va acercando a las estanterías donde se alinean los productos. Y...¿Por qué hay tantos productos iguales seguidos? Porque se ha demostrado que a la velocidad a la que anda un ser humano, la vista necesita entre un metro y medio y tres metros para fijarse en un objeto. Tampoco es casualidad que los productos más caros estén colocados a la altura de los ojos y que las ofertas se sitúen en las columnas medianeras y en los cruces entre pasillos.
Los niños, como productoy como reclamo también funcionan bastante bien y a ellos van dirigidos muchos de los mensajesy con ellos se montan muchos anuncios. Con la complicidad frecuente de marcas como Cocacola, Nike y sobre todo de la factoría Disney, a los niños y a sus padres se les cuelan todo tipo de productos. “¿Que una determinada empresa ha llegado a su tope y quiere destacarse de la competencia? Basta con troquelar en el producto de que se trate (galletas, chocolatinas, jerseis,chándales, etc) Teletubbies, Micky Mouses, guerreros galácticos o pitufos sabiendo que los menores pedirán a sus padres no el producto más sano o mas barato sino el que contenga referencias directas a su infancia” reconoce el psicólgo infantil José Pardo.
En los supermercados y grandes superficies es ya frecuente ver carritos de la compra infantiles, más bajos y pequeños para que los más peqeños de la casa puedan iniciarse en el divertido arte del consumismo. Si la tienda en cuestión no tiene ningún producto que ofertarles entonces, directamente, se crea un lugar exclusivo para ellos. Así no darán la lata y dejarán a papá y a mamá en paz para que puedan hacer sus compras y buscar gangas o novedades.
Los locales de comida rápida, pizzerías y hamburgueserías industriales, se nutren sobre todo de los niños y el resto de los restauradores se ha dado cuenta y ahora intentan competir con ellos ofertando menús especiales y “kid´s bags”.
Otro lugar en el que todo está diseñado para sacarle al cliente cuanto más dinero mejor son los hoteles de los paraisos tropicales y los complejos vacacionales de las costas. El método de miniciudad ideado hace años por el Club Medterranée ha sido adoptado por gran cantidad de hoteles que cuentan en sus instalaciones con todo tipo de servicios, tiendas y opciones para que se deje todo el dinero dentro del hotel. Así, por ejemplo, en las vallas de algunos de estos complejos pueden verse carteles con avisos disuasorios del tipo: “sale usted de la zona hotelera. Cuidado con sus objetos de valor”o más expeditivos como “Atención, sale usted de la zona vigilada”. Una buena manera de evitar que los turistas salgan a los pueblos vecinos y se enteren de que el recuerdo típico que acaba de comprar le ha costado diez veces más que en el mercadillo local.
Ningún dinero puede andar suelto. Ni el de las pensiones. Los viajes organizados para la tercera edad resultan ser muchas veces un largo y aburridísimo trayecto en autocar que termina en una más larga y aburrida disertación en la que un avispado comercial intentará venderles desde una batería de cocina hasta una enciclopedia por fascículos. Al final sólo les quedarán un par de horas a lo sumo para hacer la visita turística que les habían ofertado a precio de ganga.

Como defenderse
Ir a comprar comida siempre con el estómago lleno y llevar una lista con los productos que necesita.
Ir siempre en dirección contraria en un supermercado si observa que las ruedas de su carrito han sido manipuladas.
No entre nunca en unos grandes almacenes si está deprimido o ha tenido problemas. Es mejor y más bararo hacer ejercicio o ponerse en contacto con la Naturaleza.
No dejarse amedrentar por las miradas de superioridad de algunos camareros, porteros y jefes de comedor: son iguales que usted pero vestidos de una manera muchas veces anacrónica y ridícula. Si le miran displicentemente moviendo la cabeza de arriba a abajo limítese a decir: “no, por favor, reverencias no”.
No consienta el tuteo si no viene a cuento: está calculado para ver si usted es de los que se dejan avasallar.
Cuanto más nervioso y más alto hable un empleado menos posibilidades hay de que tenga razón. Si resiste sus gritos comprobará sorprendido que la otra persona se da por vencida y resuelve en un momento lo que antes le parecía inadmisible.
No permita que un empleado o un jefe intermedio deleguen la culpa en otros: Usted paga el servicio completo. Si el empleado es incapaz de resolver el problema exija que venga su jefe inmediato superior y así hasta que le den una solución satisfactoria.
En bares y restaurantes no permita que le sirvan platos como aperitivo sin informarse bien antes de si son obsequio de la casa o hay que abonarlos. Lo mismo sucede con el pan y la mantequilla. Si no los va a comer díga que no se los pongan. En cuanto estén encima de la mesa se los intentarán cobrar.
El cartel de “reservado el derecho de admisión” no es válido desde la reforma de todos los códigos en 1978 ¿¿¿¿¿????? No existe tampoco libro de reclamaciones pero si hoja de reclamaciones. Eso si, si ha consumido algo tendrá que abonar la cantidad antes de que se la entreguen.
Pongase en contacto con alguna de las muchas asociaciones y organismos oficiales que hay para defender los derechos de los consumidores.

CONVENCER ES VENCER
Adios a los gorilas y a los malos modos en los locales de moda. Ahora lo que se lleva son las técnicas disuasorias. En ciertas discotecas se limitan a mirar de arriba abajo y con suficiencia para colocar luego un: “Usted no es socio, ¿no verdad?”: Es prácticamente imposible contestar afirmativamente a una frase construida con una doble o triple negación. También se utiliza bastante el “perdone es que hoy hay una fiesta privada”.
Uno de los objetos que se echa a faltar en muchos bares y restaurantes es la jarra de agua. Si no especifica que la quiere de grifo hay un 99´9 por cien de posibilidades de que le traigan una embotellada. pero si lo hace le mirarán desconsoladamente mientras le dicen: “perdone es que no tenemos jarras”.
En los restaurantes, sobre todo en los lugares turísticos y culturales susceptibles de ser visitados por los extranjeros, y que emplean con bastante asiduidad los paradores nacionales, es poner el cartel de “reservado” en todas las mesas para de esta manera poder decir al cliente local que todo está completo y esperar a que lleguen los turistas armados de divisas. Otros, más descarados y con conocimiento de idiomas le espetarán directamente en inglés. Prueben si no a entrar en muchos de los pubs de Benidorm y de la Costa del Sol y verán lo que les sucede si no saben más que español.
Y en los chiringuitos y terrazas de moda, cuando un posible cliente no les gusta, le rinden por cansancio. Se limitan a no hacerle caso hasta que, desesperado, decide cambiar de sitio.

Tarjetas y pagos aplazados
Las compras a crédito mediante tarjetas se han disparado en los últimos años hasta el punto que es posible saber si un fin de mes ha sido bueno o malo con sólo ver en la calle a la gente portando las bolsas de la compra de la sección de alimentación de una de las primeras empresas españolas. Cuanta más personas lo hagán indicará que no han podido llegar a fin de mes mientras que si se ven pocas querrá decir que el dinero ha llegado y no ha hecho falta diferir el pago.
La única manera que han tenido los bancos y cajas de ahorro de superar el boicot que les habían hecho los pequeños y medianos comerciantes para que bajaran sus comisiones por el uso de tarjetas llevó a los directivos bursátiles a crear las tarjetas de fidelización que consiste en ir acumulando puntos cada vez que se realice una operación en un establecimiento público y la posibilidad de recibir regalos y participar en premios y concursos.

DIME DE QUÉ SIGNO ERES Y TE DIRé DÓNDE VIAJAR...

Astrología: viajar con estrella 

DIME DE QUÉ SIGNO ERES Y TE DIRÉ DÓNDE VIAJAR, QUE VER, Y COMPRAR...


VACACIONES CON ESTRELLA

Cada signo del zodiaco tiene su propia personalidad y sus propios gustos. Si quieres disfrutar de unas vacaciones "a la medida", nada mejor que viajar a algún país regido por tu signo, seguro que te sentirás a tus anchas. Tiempo de descanso, cada signo también tiene sus propios gustos literarios y a cada uno le gustarà pasear o visitar lugares completamente diferentes dependiedno de la fecha de nacimiento. Y... ¿qu étraer de raglo a nuestros seres quridos después de las vacaciones?. también la sstrología tiene la respuesta.
A Aries no le molestan los viajes organizados, siempre y cuando quede claro que lleva la voz cantante en su grupo o subgrupo,pero se lo pasa mejor planeando el viaje sólo o en compañía de su pareja y de alguien más pero de toda confianza... Será fácil encontrarle en bibliotecas, conciertos y salas de exposiciones.
Tauro, ya se sabe, goloso y algo glotón, visitará todas las pastelerías y restaurantes indicados por las guías. En principio tampoco le importan los viajes organizados pero como las condiciones y las calidades no sean las previstas embestirá contra quien sea. Eso si, si le dan una habitación con un balcón con vistas se quedará en la gloria.
Géminis es más difícil de contentar en un grupo turístico porque pretenderá hacer cambios en los itinerarios, rutas, horarios visitas y recorridos pero nunca dirá no a una excursión fuera de programa, sobre todo si es para ver un lugar apartado o asistir a un congreso o a actos religiosos o místicos. A
Cancer, en general le gustan las aguas embalsadas y los lugares donde haya animales en libertad y se acomoda bien a los grupos cuanto más organizados mejor porque le gusta que se lo den todo hecho pero habrá que sacarle de los zocos y mercadillos a rastras.
A Leo lo que más le gusta es la aventura pero también el lujo así que si cree que con un grupo podrá visitar lo que de otra manera le resultarían económicamente imposible se avendrá de buena gana, sobre todo si le dan una habitación en la planta más alta del hotel más alto.
Virgo también prefiere los operadores de viaje porque no le importa que le planifiquen las cosas como a Cáncer pero puede resultar algo quisquilloso en los temas de higiene y pondrá pegas a la alimentación. Contactará con la ONG local y les dará su excedente de medicinas, botiquín que siempre le acompaña.
Libra es incapaz de decidir por si slo, razón por la cual le resulta muy sencillo ir en grupo. Será el más divertido y el que más chascarrillos suelte pero también el más impuntual y al que habrá que ir a buscar a todas partes.
Durante el día Escorpio hará lo que digan los guías pero la noche será sólo suya y es muy posible que termine en el bar de peor fama de la ciudad o echándose la buena ventura en la pitonisa local. Si hay alguna gruta en las proximidades no cejará hasta conseguir visitarla.
Sagitario deja todo a medias y cambia de planes continuamente y es difícil que congenie en grupos grandes en espacios cerrados pero no habrá pegas si se trata de un viaje deportivo en el que la aventura esté implícita. Nadie como él para arriesgarse el primero y probar el parapente, hacer puenting, cañoning o lo que sea.
Si algo le gusta sobremanera a Capricornio de los viajes, además de servirle para ir completando sus numerosísimas colecciones, es aprender, cuanto más mejor, del lugar que visita así que si cree que en un grupo organizado recibirá todas las explicaciones que siempre busca su mente, se avendrá a ello de buen grado. Otra cosa es que llegue a exasperar a sus compañeros y al propio guía pidiendo, o dando, más información porque es una enciclopedia ambulante.
Acuario es un buen, animoso y divertido compañero de viaje, realista como ninguno y que servirá para mediar entre los vendedores locales porque tiene alma de comerciante pero es complicado que se atenga a las condiciones, horarios y visitas a negocios con propina para el guía local, porque no hay quien se la juegue y si se aburre empezará a incordiar. Le gustan los lugares próximos a manantiales, arroyos, fuentes y cascadas pero también a centros de última tecnología y ciudades y edificios inteligentes y automatizados.
Piscis tampoco tiene grandes problemas a la hora de integrarse en un grupo. Al contrario. Lo que puede que le suceda es que prefiera viajar por su cuenta porque, de una manera o de otra, termina siempre siendo el paño de lágrimas y el buzón de quejas del resto del viaje. El motín lo montará seguramente Acuario pero será el pez quien atempere los ánimos. Es fácil encontrar a este último signo del zodiaco en pequeños pueblos de pescadores, en las costas en general y en los barcos y si pasea de compras por una ciudad seguro que donde más se detiene es en las zapaterías.


Aries.
¿Dónde ir? Si tienes pensado salir fuera, no olvides que tu signo rige Inglaterra, Alemania y Palestina. En España, Zaragoza, Huesca y Teruel caen bajo tu control.
¿Qué ver? Decidida y valerosa, te gusta todo lo que tenga que ver con bibliotecas, tiendas de antiguedades, objetos curiosos y, en general, las cosas
que brillan.
¿Qué hacer? Sueles programar al minuto cada día de vacaciones. Lee sobre viajes, temas científicos y esotéricos. Da largos paseos al atardecer. También te gustan los deportes en equipo.

Tauro,
¿Dónde ir? Este signo rige países como Suiza o Irlanda. Córdoba y Jaén, en España, pertenecen también a Tauro.
¿Qué ver? Trabajadora y paciente, te va perderte en los campos verdes, en los conciertos y recitales, en teatros y pastelerías. Te encantan los balcones y miradores.
¿Qué hacer? Para leer durante las vacaciones elige novelas intrascendentes, historias de amor, temas científicos, psicológicos o económicos y revistas de decoración.

Géminis
¿Dónde ir? Este signo rige Egipto y Estados Unidos. En la Península, Málaga y Gibraltar caen bajo el control de Géminis.
¿Qué ver? Variable y polifacética, te entretienen los lugares históricos, los museos y rebuscar en tiendas de recuerdos y baratijas. Adoras bailar y el ambiente discotequero te va pero también el senderismo, los graneros y las buhardillas.
¿Qué hacer? Eres muy mañosa para las manualidadesy muy dada a coleccionar, especialmente sellos y monedas. Lo llevas muy en secreto pero escribes cartas y cuentos... Como lectura de verano prefieres las novelas de aventuras y los cuentos populares, las biografías y las historias de tipo sobrenatural.

Cancer,
¿Dónde ir? Escocia y Holanda caen bajo el signo de Cäncer y si te quedas en España recuerda que Barcelona, Gerona y Tarragona también lo hacen.
¿Qué ver? Sensitiva y hogareña, adoras todo lo sobrenatural y romántico, los castillos y los campos floridos, lagos y lagunas y jardines y viveros.
Qué hacer? Te gusta organizar pequeñas tertulias en casa o en tascas típicas. Para pasar las vacaciones prefieres alquilar un apartamento a vivir en un hotel. Eres muy manitas a la hora de rehabilitar muebles antiguos y para la decoración en general. No eres amiga de la siesta y aprovecharás esas horas para leer sobre temas científicos, novela histórica, poesía e incluso puericultura.

Leo
¿Dónde ir? París, Austria y Florencia son Leo. Madrid, buena parte de Castilla la Mancha y Castilla León también.
¿Qué ver? Si algo le gusta al hedonista y teatral Leo es todo lo que huela al lujo. Coleccionar trofeos y visitar lugares altos le da seguridad. Si se pierde hay que buscarle en desiertos, selvas y parajes naturales pero también visitando palacios decadentes.
¿Qué hacer? Muy capacitada para la pintura y el modelado, cuando de verdad disfrutas es dando charlas a las amistades. Las biografías de grandes conquistadores y de héroes paternalistas te fascinan.

Virgo
¿Dónde ir? Tu signo rige países como Brasil y Turquía y, en España, La Rioja..
¿Qué ver? Hábil y práctica, eres tremendamente sensible a los olores, así que cuidado con el lugar elegido para disfrutar de las vacaciones porque podrías llegar a pasarlo mal. Siempre viajas con una maleta repleta de medicinas... para “por si acaso”.
¿Qué hacer? Amante de la buena mesa (tienes fama de excelente cocinera), es facil encontrarte en restaurantes típicos, pero no de moda. Coleccionas y mandas tarjetas postales y te encanta meditar. ¿Que lecturas prefierse?: todo lo que caiga en tus manos pero, especialmente, biografías, reportajes de actualidad y revistas de información general.


Libra
¿Dónde ir? rige países como China, Japón, Argentina, Arabia Saudí y Tibet. Galicia, especialmente Santiago de Compostela y Pontevedra también le pertenecen.
¿Qué ver? Signo del amor y del equilibrio,te encantan los molinos de viento, los aserraderos, puertos, cimas de montañas, almacenes y cuartos abovedados.
¿Qué hacer? Imprevisible y simpático, tus pasatiempos favoritos tienen que ver con las fiestas y con coleccionar recuerdos de viajes anteriores. Tus lecturas son muy tradionales y suelen versar sobre temas sentimentales o estar relacionados con las bellas artes.

Escorpión
¿Dónde ir? Marruecos, Túnez, Albania, Costa Rica y Panamá caen bajo la influencia de este signo, como en España lo hacen Murcia y la Comunidad valenciana. También y también Melilla y el Sahara occidental.
¿Qué ver? Amante de todo lo oculto y de los misterioso, eres feliz paseando por jardines umbríos y viñedos, pero también te atraen poderosamente los hospitales de urgencias y los barrios "chinos" y lugares de mala nota de las grandes ciudades.
¿Qué hacer? Muchos escorpiones son aficionados a la espeleología o al buceo.Te agrada leer aventuras bélicas y novelas de contenido erótico o
sensual.

Sagitario
¿Dónde ir? Hungría, República Dominicana, emiratos árabes, Kenya, Libano y Zaire caen bajo la influencia directa de este signo. En España, Lugo y Orense, el principado de Asturias y Cantabria pertenecen también a Sagitarioo aunque también Granada, Almería, Valladolid, Canarias y Baleares lo son y es que no en vano nuestro país es de este signo.
¿Qué ver?Deportiva y vitalista ,se te puede encontrar, durante las vacaciones, en pistas y estadios deportivos, pero también en establos y graneros y en habitaciones junto al fuego.
¿Qué hacer? Te gusta el ejercicio físico, sobre todo si es en equipo y también disfrutas mucho realizando excursiones, haciendo senderismo y deportes de alto riesgo. Tus lecturas favoritas versarán sobre héroes reales, sobre todo del mundo del deporte y también te interesarán los libros de autoayuda y las enciclopedias

Capricornio,
¿Dónde ir? Cuba, El Salvador, India, Indonesia. Lituania, Macedonia y Persia pertenecen a este signo. Cáceres y Badajoz, especialmente la ciudad de Mérida, caen bajo la influencia de Capricornio.
¿Qué ver? serio y responsable, es poco amigo de fiestas y bullicios por eso suele elegir para disfrutar de sus vacaciones conventos y antiguas escuelas o colegiatas convertidas en hoteles. Te atraen los lugares abovedados, los saladeros, las granjas.
¿Qué hacer? Si vas a la playa es muy posible que te dediques a hacer castilos en la arena y a dar largos paseos por lugares desconocidos y umbríos. Lectora empedernida te inclinas hacia los temas misteriosos y de detectives.

Acuario,
¿Dónde ir? Méjico, Ciudad del Vaticano, la antiguas Yugoslavia y Prusia y Rusia.y en España Cuenca, Toledo y Ciudad Real,pertenecen a este signo.
¿Qué ver? Realista e idelista al tiempo, te atrae poderosamente todo lo que tenga que ver con los medios de locomoción especialmente con la aviación, asi como los puentes, fuentes, manantiales, glaciares y picos nevados.
Qué hacer? Expansivo y vitalista le encanta escribir reflexiones sobre sus viajes y vacaciones y, por supuesto, le gusta dejar constancia fotográfica o en video de sus andanzas. Viajera incansable, cualquier medio de transporte es bueno para ti pero cuanto más raos o exclusivos sean, mejor que mejor. No eres muy amiga de leer porque eres una persona de acción pero cuando lo haces te decantas por las últimas novedades en novela y por las crónicas de actualidad.

Piscis
¿Dónde ir? Grecia, Portugal, Brasil, Pakistán y, en general los desierto caen bajo el dominio directo de Piscis. Sevilla y Cádiz, en España, también lo hacen.
¿Qué ver?¿Dónde se va a sentir mejor un Picis que en el agua? Luagres proximos a estanques y lagos, mares y oceános suelen ser los elegidos por este signo para disfrutar de las vacaciones. También te sientes atraida por los campos petrolíferos, hospitales, cárceles, pescaderías, zapaterías y tiendas de reparación.
¿Qué hacer? Con una gran vena coleccionista, sueles recopilar monedas, fotos y tarjetas. Amante de los animales, como lecturas eliges cuentos de hadas o del tipo de "El señor de los Anillos" y novela gótica y de misterio.



VIAJAR EN COMPAÑIA
A Aries le vendrá muy bien viajar en compañía de Leo, Sagitario, Gèminis y Acuario. Tendrá una relación indiferente con su propio signo, Tauro, Virgo, Escorpio y Piscis y debe evitar viajar este año con Cancer, Libra y Capricornio.
Tauro disfrutarà de un buen viaje con Cáncer, Virgo, Capricornio y Piscis, tendrás una relación discreta con Aries, Tauro, Géminis, Libra y Sagitario. No se le recomienda viajar este año con Leo, Escorpio o Acuario.
Géminis acertará si viaja este año con Aries, Libra, Leo o Acuario. Relación indiferente con Géminis, Cáncer y Escorpio y poco rpopicia con Virgo, Sagitario o Piscis.
Cancer tendrá un divertido viaje con Tauro, Virgo, Escorpión y Piscis. Relación discreta con Cáncer, Géminis, Leo, Sagitario y Acuario, y poco favorable junto a Aries, Libra y Capricornio.
Leo gozará de unas excelentes vacaciones junto a Aries, Géminis, Libra y Sagitario, serán discretas con Cancer, Leo, Capricornio y con los nativos de Piscis. No se le recomienda viajar este año con Tauro, Escorpio o Acuario porque surgirán problemas.
Virgo acertará si viaja con Tauro, Cáncer, EScorpio o Capricornio. Aries, Leo, Virgo, Libra y Acuario no le plantearán ningún tipo de problemas pero debe evitar viajar con Géminis, Sagitario y Piscis.
Libra gozará de un buen viaje en compañía de Géminis, Sagitario, Leo y Acuarioi. Sin problemas con Tauro, Virgo, Libra, Escorpio y Piscis pero correrá riesgos si decide viajar con Aries, Cáncer o Capricornio.
A Escorpio le conviene viajar con Cáncer, Virgo, Capricornio y Piscis, la relación será indiferente con Aries, Géminis, Libra y Escorpio y algo tormentosa junto a Tauro, Leo y Acuario.Sagitario debe procurar viajar este año con Aries, Libra, Leo y Acuario y no se arrepentirá. Tanpoco lo hará si se va de vacaciones con Tauro, Cáncer, Escorpio, Sagitario y Capricornio pero , en cambio, faltará sintonía con Géminis, Virgo y Piscis.
Capricornio gozará de un estupendo viaje con Tauro, Virgo, Escorpio y Piscis, será indiferente si le acompañan Géminis, Leo, Sagitario, Capricornio y Acuario. Evita ir con Aries, Cancer o Libra porque hay riesgo de aburrirse.
Acuario gozará de unas buenas vacaciones junto a Aries, Gáminis, Libra y Sagitario, sin problemas con Cáncer, Virgo, Capricornio, Acuario y Piscis. Evita marcharte con Tauro, Escorpio o Leo porque chocaréis a la hora de organizaros.
Piscis acertará de pleno si viaja este año con Tauro, Cáncer, EScorpio o Capricornio. Las vacaciones serán indiferentes con Leo, Libra, Acuario y Piscis y algo tormentosas si decide marchar con Gáminis, Virgo y Sagitario.


QUE REGALAR A ...
Aries:Le gusta todo lo que tenga que ver con temas militares. Por eso es aconsejable traerle de nuestro viaje algún efecto militar o incluso algún soldadito de plomo. También le agradan los objetos de metal y las joyas.
Tauro: Es muy fácil de contentar pero saldrá algo caro y es que le encantan los objetos artísticos, los libros antiguos o una colección de discos. Ojo, detesta las imitaciones. Un calendario o un reloj también le gustará.
Géminis: Entérate qué colecciona y obra en consecuencia.. Si no lo sabes, tráele un souvenir, cualquiera pero en el que quede muy claro de donde procede: adora los recuerdos. Una reproducción artística también será de su agrado.
Cancer: Adora todo lo relacionado con el video y la fotografía. Una colección de diapositivas del lugar que ha visitado le hará muy feliz y si tiene que ver de alguna manera con la Naturaleza, estupendo.
Leo: Le puede gustar cualquier cosa siempre y cuando sea de una marca prestigiosa. Si es algo que puede llevar encima y que sea de oro (o que lo parezca), mejor aún. Atención, además tiene que estar bien envuelto.
Virgo: Un libro sobre el lugar que usted acaba de visitar será un regalo que al práctico Virgo le encantará. Tamnpoco estaría mal traerle un producto alimenticio típico.
Libra: Sin duda lo que más feliz .le hará será un video relacionado con algún aspecto cultural del lugar que usted ha visitado. Si es de teatro, Opera o de una exposición, acertará seguro, como también lo hará con un libro policiaco.
Escorpio: Le regales lo que le regales, seguro que le encantará. Lo más importante es que se hayan acordado de trarele algo. Si está relacionado con la magia y, además, es un libro, el éxito será completo. Unos prismàticos, un catalejo o un objeto de un "sex shop".
Sagitario: lo que más féliz puede hacer a un nativo de este signo es algo relacionado con los deportes o que tenga que ver con la vida al aire libre. También le gustan los muebles, los libros de filosofía y la música.
Capricornio: Una de las cosas que más feliz pueden hacer a este signo es traerle algo relacionado con los estudios o con su trabajo. Así, no sería nada descabellado regalarle un diccionario del país en el que ha estado o algún tipo de material de oficina como un abrecartas o similar.
Acuario: Un video o un juego de ordenador puede hacerle sumamente feliz. También acertarás si le regalas algo que tenga que ver con el diseño: puede ser desde un pañuelo hasta una reproducción de un coche o, mejor aún, de un avión.
Piscis: Es muy probable que sea coleccionista de sellos o de monedas así que ya sabes que traerle. También le hará muy feliz recibir algo relacionado con los pies, como unos calcetines o una babuchas típicas. Cualquier cosa que tenga que ver con el mar o con el agua también será un obsequio acertado.

16 jun. 2009

"Astrología práctica, diversión asegurada"

ARIES Está siempre dispuesto para el sexo y muchas veces no tiene suficiente con una sola sesión de sexo ni con un sólo orgasmo, como sabe Virgo.

TAURO Se vuelve irresistible cuando lanza sus miradas amorosas tanto en público como en la cama. Disfrutará mucho con Libra y con alguien de su signo.

GEMINIS Su habilidad con el sexo oral hace que signos como Escorpio o Cáncer quieran repetir la experiencia... y que se pregunten dónde lo ha aprendido.

CÁNCER Sabe encontrar el punto flaco , y el G también, de su pareja y hacerle aullar de placer. Después se colocará en posición fetal y se dormirá junto a la comprensiva Piscis.

LEO Convencido de que con el sexo se queman calorías, sus sesiones amatorias, sobre todo con Sagitario, son tan movidas como prolongadas.

VIRGO En la cama no suele ser muy parlanchín pero lo suple con unas manos de oro que hacen gemir de placer a signos como Cáncer o Géminis.

LIBRA Los juegos previos empiezan mucho antes de llegar a la cama. A veces en plena calle o en un lugar público. Este descaro gusta mucho a Aries y Acuario.

ESCORPIO Su paternalismo innato le lleva a esmerarse en la cama y a enseñar a signos tímidos como Virgo o Capricornio a soltarse la melena.

SAGITARIO Le gusta todo lo exótico, sobre todo en la cama: que Escopio y Tauro se preparen para practicar el Kamasutra, postura por postura.

CAPRICORNIO Es el rey de los detalles sensuales. Si Piscis y Leo se dejan desnudar por él, les arrancará gritos de placer sólo con sus sabias manos.

ACUARIO Tiene siempre tantas ganas de echar un polvete que está dispuesto a probar cualquier nueva postura o juguete. Que no lo olvide Géminis.

PISCIS Es muy cuco: primero va de tímido y estrecho y se hace de rogar pero en cuanto Aries o Leo se quieren dar cuenta han caído en sus redes y trucos.